Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

la familia

20080928213509-salesiano-ps.jpg

¿Qué ayuda a mantener una familia sólida?  

Reflexionar sobre estas palabras y lo que significan para uno:

  • seguridad
  • amor
  • aliento
  • comprensión
  • justicia
  • paciencia
  • bondad
  • comunicación clara
  • gracia

 

Aprender a expresar los sentimientos

Trabajé con un mecánico. El decía, ‘¡Si no funciona, normalmente lo hago funcionar a golpes! Sin embargo, esto no anda muy bien con los niños o mi esposa. No sé explicar cómo me siento.’ 

 

 

Si nosotros, como adultos, no podemos expresar cómo nos sentimos, nuestros niños tampoco aprenderán a hacerlo. Los sentimientos de desilusión, tristeza, frustración y dolor pueden estar encerrados dentro. Sólo se expresan como arranques de enojo. La gente necesita expresar cómo se siente antes de que estos sentimientos exploten y hieran a alguien.  PLAN DE ACCION Decirle honesta y abiertamente a alguien cómo uno se siente – sin herir a nadie. Hablar sobre la relación que tiene mayor significado para uno. Ser honesto consigo mismo. Los sentimientos no pueden herirlo a uno, pero el tratar de ignorarlos sí que puede. 

 

 

 

28/09/2008 21:33 sdbp Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

pautas para educar a la familia

20080928212509-s4030009.jpg

PAUTAS PARA EDUCAR

  • Dar sentido a los acontecimientos de la vida y ayudarle a entender sus motivaciones apelando a sus propias convicciones.
  • Ofrecer modelos de comportamiento para imitar los valores que consideramos razonables.

 

28/09/2008 21:25 sdbp Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

educar a la familia

EDUCAR EN VALORES a la familia

La acción educativa es una orientación del niño hacia el mundo de los valores.

El niño tiene que responder a la pregunta ¿quién soy yo?.

Es imprescindible un sistema de valores que sirva de referencia.

Son los valores los que decidan si un joven va a optar por:

Tenacidad, sacrificio, compromiso..<<<< o >>>> drogas, juerga, lo que le pida el cuerpo.

Si va a optar por el orden y la disciplina o se va a oponer a ella.

Si va a pasar del ¿qué dirán? O va a ser un esclavo del ¿qué dirán?

El hombre aprende a estimarse en la medida en que respeta y lucha por los valores en los que cree.

Detrás de cada persona hay un trasfondo que nos dice si algo importa o no importa, vale la pena o no vale la pena y continuamente estamos valorando cosas, hechos y personas y con estos juicios de valor no hacemos más que manifestar nuestras preferencias. Las personas del primer tramo tendrán valores muy primitivos: comer bien, dormir bien, tener dinero, buen coche...

El orden moral es el que hay que establecer para ordenar los valores de cada persona. Se priorizan unas cosas y se desestiman otras por la escala de valores. Esta escala de valores marca el camino a seguir. Toda educación es educación moral porque enseñamos a comportarnos como hombres o mujeres. Enseñar pautas de conducta que hagan que no estemos divididos entre lo que pensamos y lo que hacemos. Debemos enseñar a distinguir el bien del mal. El niño tiene una gran capacidad para imitar. Gracias a esa imitación aprende a ser hombre haciendo suyas las pautas que ve. Hay modelos humanos dignos de imitar y modelos que no se deben imitar.

Cuando no hay valores de referencia para imitar no tenemos persona. Hay una persona dispersa, dependiente del exterior y esclavizado

28/09/2008 21:21 sdbp Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

para tener disciplina en la familia

Disciplina no es castigo, es orden, responsabilidad, es que tú te haces cargo de ti mismo.

  • Firmeza cargada de razón.
  • Tolerancia y flexibilidad
  • Orden
  • Afán de superación
  • Armonía entre la exigencia y respeto a la persona
  • Pocas normas pero claras y exigir su cumplimiento.

 

28/09/2008 21:19 sdbp Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

pasos de la familia

Paso 1 : Aprende a ceder y a tener pensamiento comunitario.
Durante toda nuestra vida, siempre el mundo gira alrededor nuestro y tenemos un pensamiento individualístico : lo que YO quiero, lo que a MI me gusta, lo que YO necesito. El primer choque al que nos enfrentamos cuando empezamos una vida en familia es precisamente romper con este pensamiento "individualístico" que ya en la adultez se ha convertido casi en un "Vicio", y como todo vicio requiere demasiado de nuestra voluntad de vencerlo. Este vicio podría sobrevivir por mucho tiempo como una enfermedad latente, que puede provocar mayor conflicto en la época en que lleguen los nuevos integrantes de la familia, y puede ser el comienzo de la desintegración familiar y el desmejoramiento social.
Paso 2 : Aprende a comunicarte.
Es importante que puedas lograr "Siempre" una comunicación efectiva con tu pareja, se que a veces requiere de mucho esfuerzo, pero es vital lograr hacerlo y no tomar la opción facilista de dejarlo pasar y olvidarlo o de callar y expresarlo todo con un intenso silencio. Si es necesario, tomate tu tiempo antes de hablar, pero siempre "Hablálo", no importa si la comunicación es con tus hijos o tu pareja. Recuerda también comenzar una comunicación de una forma neutra e indagando el por qué de las cosas, si se trata de algo que descubriste o que quieras saber. Las aseveraciones negativas o las señalaciones directas o indirectas no confirmadas, son muy dañinas y van causando cicatrices en las relaciones.
Paso 3 : Aprende a dar ejemplo
Más importante que las mismas, es dar ejemplo. Esto implica desarrollar una competencia que se llama "coherencia", que no es más que cuidarse de hacer lo que decimos que se "debe" y no hacer lo que decimos que "no se debe". Esto es muy importante sobretodo en la relación con tus hijos, ya que ellos tienen muy desarrollado el aprendizaje visual, más que todo en edades tempranas. Recuerda muy bien que no puedes pedirle a alguien que está desarrollando su personalidad, que tenga comportamientos dependiendo de el lugar o de las personas con las que esté, ya que puede entrar en una confusión y reaccionar de forma negativa. Esta es una habilidad que podrá desarrollar cuando llegue a un nivel de concientización de la realidad de nuestro mundo.
27/09/2008 22:20 sdbp Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

la familia

La familia es una estructura fundamental en todas las culturas, donde sin importar de qué forma se la conciba, o, cómo se comprendan los lazos de vinculación entre sus miembros, se la encuentra como realidad fundamental para la existencia humana.
En la familia, el dar y el recibir, constituyen una dinámica que pasa por el gesto, la caricia y la palabra, que reconforta la existencia misma, pero que a la vez, se abre al mundo con su multiplicidad de perspectivas.

La familia contiene las ansiedades propias del crecimiento, brinda la compañía en momentos de dificultad y de felicidad, en ella se aprenden los valores y es el núcleo esencial de la construcción de la paz y del aprender a manejar lo agresivo y a crear alternativas a partir de la diferencia, como realidad con la que se encuentra inexorablemente, la convivencia.
27/09/2008 22:12 sdbp Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Un ambiente afectivo

Existe una realidad que está presente en cada familia como el aire que respira y es la atmósfera formada por los que integran la familia. El carácter, los sentimientos, los principios y los valores religiosos y morales, el tipo de relaciones constituyen esta atmósfera que abarca a toda la familia y le da un carácter particular.
Esta realidad es una vía por la cual la familia es evangelizada de un modo no menos fuerte que por la enseñanza consciente. No se trata de una actividad forma, sino de un impacto natural de la vida familiar sobre la vida cada persona. Cuando se trata de una familia cristiana, ésta tiene su atmósfera distinta. Y es la calidad de esta atmósfera la que va a influir positiva o negativamente en su misión evangelizadora. Al respecto nos dice Elvira Zukoswski:
Es cierto que el clima afectivo es creado por todos los integrantes del grupo familiar, pero la primera responsabilidad de imprimirle un carácter favorable para el desarrollo cristiano de los hijos recae generalmente sobre los padres. (Revista Misión, 1983: 12)
La doctrina cristiana en la vida familiar se manifiesta básicamente en las relaciones interpersonales. Cuando estas relaciones están en crisis [por el egoísmo, malentendidos, presiones externas u otros factores] es el poder del Espíritu Santo el que interviene reconciliando y restaurando las relaciones.
La familia necesita un tiempo devocional para leer la Palabra de Dios y orar juntos. Pero más que actividades, lo que impacta en la vida cristiana en familia es el tipo de actitudes con que se relacionan diariamente sus miembros, o sea, el ambiente que se vive continuamente. Si las actitudes por lo general son tensas y no se produce la reconciliación, el momento devocional puede ser una experiencia frustrante y aun contraproducente (Goff, 1985: 185 – 186).
"Toda las situaciones del hogar enseñan el evangelio de un modo más contundente que cualquier curso sobre la vida cristiana. Es en la vida familiar donde el niño descubre las respuestas a sus inquietudes religiosas. Es en el modo en que es tratado por sus padres que percibe el amor de Dios hacia Él. La manera en que los padres afrontan y resuelven los conflictos de pareja, las actitudes frente a las crisis económicas o afectivas, la valoración de las personas y de las cosas, la actitud positiva o negativa frente a la vida son vivencias que se fijarán en cada hijo de un modo espontáneo pero definitivo"(Zukowski, Op. Cit).

 

27/09/2008 22:07 sdbp Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

La misión evangelizadora de la familia

En momentos en que muchas familias están en crisis o se ven amenazada por su desintegración, los cristianos debemos redescubrir la responsabilidad que Dios asignó a este grupo humano para su feliz funcionamiento.
Esta responsabilidad, que consiste en formar en cada miembro de la familia un cristiano genuino, no es otra cosa que la misión evangelizadora de la familia. El propósito de este tema es precisamente reflexionar sobre el significado y las implicaciones de este ministerio familiar.
Desde el A.T., vemos que el propósito de Dios era que la familia fuera el principal campo evangelizador para sus integrantes. El mandamiento expresado es: Estas palabras que yo te doy estarán sobre tu corazón y las repetirás a tus hijos... (Deut. 6: 6, 7).
No es sólo un mandato de enseñar una serie de normas a nuestros hijos. Es eso, pero mucho más. Si la ley de Dios estuviere en el corazón de los progenitores, como señal el v, 6, entonces la transmisión será de corazón a corazón.
Esta idea de pasar algo de corazón a corazón no sugiere que se trata de la transmisión de bienes espirituales a los hijos, lo cual es mucho más que la repetición verbal de un precepto. El hecho de pertenecer a una familia cristiana no es garantía absoluta de que sus miembros serán definitivamente cristianos.
Al llegar a los 18 años cada hijo será libre para renovar su compromiso con Cristo de un modo más significativo o para elegir el camino que considere mejor. Pero, también es cierto que el pertenecer a la familia cristiana automáticamente nos coloca en una posición especial en el camino de la fe.
La presencia de los padres cristianos en la familia confiere el carácter de santos a los hijos. Esto no significa que ellos estén exentos de un compromiso personal con Cristo. Lo que aquí se enfatiza es que un hogar cristiano cumple un ministerio impactante sobre sus hijos (Zukoswski, 1983).
Al respecto se ha dicho en el Congreso Mundial de Evangelización: "Hay una gran diferencia entre un hogar cristiano y uno que no lo es; entre los hijos de los creyentes y los hijos de los incrédulos"(Douglas, 1975: 727). Es innegable que los hijos de hogares ya están en cierta manera iniciados en el camino de Jesucristo. Sus decisiones posteriores los reafirmarán o los alejarán.
Frente al fuerte desafío que se ha puesto en una evangelización personalista es necesario reforzar el concepto de evangelización en familia. Esto no significa despersonalizar el encuentro con Cristo. Por el contrario, reconocemos que el compromiso personal con Cristo es esencial para cada creyente. Sin embargo, también reconocemos que si Dios nos creó y nos colocó en un ambiente familiar para vivir, también quiere redimirnos juntamente con toda nuestra familia (Zukowski, Op. Cit,).
La carta de Hechos de los apóstoles corrobora este desafío familiar de la evangelización al decir: Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo, tú y tu casa[tu familia] (16: 31, Biblia, 1960: 930 –931).
Creemos que el campo más propicio para fomentar el compromiso personal es precisamente la evangelización de la familia en plenitud (Op. Cit, 1983). Entre los elementos que dispone un hogar cristiano para cumplir su ministerio evangelizador podemos considerar:

27/09/2008 22:07 sdbp Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La iglesia y la pastoral familiar: Hacia una pedagogía centrada en la Palabra de Dios

La pastoral de la pareja, de la familia es fundamentalmente una pastoral comunitaria. Las familias y las parejas aprenden a amar en el contexto de una comunidad que practica el amor mutuo.
El amor no sólo se comunica en palabras, sino por el ejemplo de personas y familias que viven en función del amor por el poder del Espíritu Santo. Es como la fe y la esperanza: se transmite por contagio. Una iglesia que hace del amor la ley suprema de la vida es una iglesia generadora de familias orientadas por el amor.
"Cuando el "amor – entrega" se hace carne en una pareja adulta, no es necesario tratar de probar a los jóvenes la importancia del "amor – entrega" como base del matrimonio, modelos que los jóvenes desearán reproducir. Los mejores sermones sobre el amor, el matrimonio y la familia, como sobre muchos otros temas que atañen a la vida cristiana, no son los que se predican, sino los que se viven.
Por supuesto, ninguna iglesia es perfecta en el amor. No obstante, toda iglesia puede ser una comunidad de pecadores que están aprendiendo a amar y a recibir amor. La tarea de la pastoral es crear condiciones para el crecimiento personal y comunitario en la experiencia del "amor – entre".
Donde hay amor el ejercicio de la autoridad no degenera en autoritarismo, ni el ejercicio de la libertad genera en libertinaje, ni el ejercicio de la disciplina degenera legalismo, ni el ejercicio de la espontaneidad degenera en desorden. Donde hay amor las personas son más importantes que los programas, la calidad de vida es más importante que la cantidad de cosas, la madurez auténtica es más importante que las apariencias.
Donde existen condiciones para que el amor germine y crezca, hay esperanza de que se formen parejas con un fundamento sólido para las cuales el matrimonio sea un pacto de ayudarse mutuamente en el seguimiento de Jesucristo en el mundo, para la gloria de Dios"(Op, cit: 7 – 8).

 

 

27/09/2008 22:06 sdbp Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

modelo de familia que promueven los medios de comunicacion

Los medios masivos de comunicación como: la radio, la televisión, los diarios, revistas, el cine, y la Internet. Son instrumentos cuyas funciones principales son informar, educar, animar y distraer.
Como cristianos, resulta importante que conozcamos las formas subliminales en que los medios operan en las personas, influyendo en su manera de pensar y de actuar. También es fundamental que conozcamos como interpretar críticamente las ideologías dominantes y antivalores que nos ofrecen(Op cit: 292)

a. El tipo de familia que ofrece la televisión
El escritor argentino Julio Mafud, en su libro hace un análisis sociológico y sintetiza el modelo de familia que promueve la televisión. Según Él, se trata de una familia reducida, con unos padres absorbido por sus trabajos fuera del hogar.
A veces, como lo hemos indicado en las primeras páginas de este capitulo, la situación socioeconómica de nuestros piases tercermundista obliga a los padres a tomar dos o tres empleos, lo que agrava la situación. El "dulce hogar" se ha tornado en la "carga del hogar"(Los Argentinos y el Status, 1985: 45)
Así las cosas, los hijos se tornan en "succionadores" de los medios que saturan sus mentes ofreciédoles un amplio panorama de opciones para pedir y nunca estar satisfechos. Perdido el control de los hijos, los padres ya no son los que orienta sus gustos, no dan pautas a sus vidas. Hasta la línea que divide lo permitido de lo prohibido se torna casi imperceptible(Roldán, 1991).

b. la ideología y antivalores que promueve la televisión
Ya nadie puede dudar que la televisión es hoy, el medio masivo de comunicación que mayor impacto tiene en la sociedad. Se ha dicho que "en nuestra era electrónica, podríamos cambiar el lenguaje popular dime con quien anda y luego te diré quien eres, por Dime cuántas horas por días pasa frente al televisor y te diré qué esperas de la vida y de tus semejantes(Peyrú, 1991: 12).
Vivimos en una "cultura de masas", entendiendo por ello el producto de toda una tecnología al servicio – teóricamente – de la comunicación humana. Decimos teóricamente porque, aunque suene contradictorio, muchas veces lo menos que hay es comunicación.
Como se ha señalado los medios de comunicación "sustituyen cada vez más al diálogo entre el género humano, que es la base de la convivencia humana y del vivir democrático"(Mafud, Op. Cit: 45).
Por ende, nos lleva a cuestionarnos ¿Cómo influyen los medios masivos, particularmente la televisión, en el pensamiento y la acción del individuo? ¿De qué maneras la televisión muestra la realidad? ¿Cómo funcionan los mecanismo de desinformación? ¿Cuál es la ideología dominante y sexista de la publicidad? ¿Qué tipo de sociedad propone? ¿Cómo podemos desarrollar una actitud crítica para ver televisión, publicidad, cine, interne, y no ser absorbido por ella?
Para responder a estos interrogantes es necesario estudiar la televisión como medio de comunicación. La televisión conlleva un doble efecto. El primer efecto, al que se puede considerar denotativo, tiene que ver con lo objetivo y explícito, es decir, lo que concretamente ofrece un mensaje determinado.
Pero, hay otro al que se puede llamar connotativo, que contiene un mensaje implícito que añade o sugiere significados que apuntan a otras ideas y sentimientos (Roldán, 1991).
Es importante que conozcamos ejemplos concretos de los antivalores que nos dan los medios de comunicación, en especial la televisión. He aquí algunos ejemplos que nos ofrecen los autores: Mafud, Peyrú, y Roldán:

a.             Desintegración familiar. "En una serie dramática de la televisión argentina de hace algunos años, ninguno de los tres personajes centrales tenía una familia estable e integrada. Uno de ellos se la pasaba "probando" de pareja en pareja. Otro, aparentemente era divorciado. El tercero vivía en la incertidumbre en ese terreno. El contexto social y familiar que esos hombres representaban daba como una realidad incambiable" el hecho de que es posible ser persona actualizada, de éxito y de importancia, sin que ello implique necesariamente estar al frente de una familia" (Roldán, p: 292 –293).

Precisamente, Graciela Peyrú sostiene al respecto que en la televisión "los besos y las caricias, cuando se incluyen, forman sólo parte de la dupla seducción / violencia o son expansiones mínima de vínculos fugaces (Ibid: 12).

b.            Sexo libre. Los televidentes no tendrá dificultad en ver enlatados nacionales y extranjeros, cómo indirectamente se aprueban ciertos pecados como relaciones premaritales, adulterio, fornicación, robos, asesinatos, y homosexualidad. A propósito de este último, nos dice Peyrú: "recuerdo el caso de otra serie argentina, en la cual su personaje central era un homosexual.

Conclusión:
Quiero concluir esta sección con el tema: La iglesia y la pastoral familiar: Hacia una pedagogía centrada en la Palabra de Dios

27/09/2008 22:05 sdbp Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris