Blogia
sdbp

forma y momentos adecuados de la familia

LA FORMA Y EL MOMENTO ADECUADOS

· Debe procurarse, como para cualquier charla familiar, esperar que aquellos con los que tenemos que hablar estén tranquilos. Además los temas deben plantearse en forma amable.

· Las conversaciones deberían desarrollarse en un clima de cariño, alegría, confianza, tranquilidad y delicadeza. De esta manera será mas fácil que la otra parte nos escuche con mejor disposición.

· Nunca debemos plantear estos temas, en momentos de tensión, durante alguna pelea familiar, o ante una desgracia. Esto siempre suena al otro como si le estuviésemos echando la culpa.

· La confianza necesaria se logrará siempre que creamos en nuestro hijo y demostremos que él puede confiar en nosotros, porque cumplimos nuestras promesas. Aquí hay una cuestión importante: muchas veces para quitarnos un problema, ante la insistencia de nuestros hijos sobre algún asunto determinado, le decimos que cumpliremos sus deseos más adelante, pero sin estar seguros si podremos hacerlo y, otras veces, estando seguros de que no podremos. Esto termina minando la confianza que nuestros hijos tenían depositada en nosotros.

· Las conversaciones se deberán realizar de forma cariñosa y delicada. Sin enojarse, ni gritar y estando dispuestos a admitirlo si nos equivocamos; pero, en el caso de nuestros hijos, con firmeza: exigiendo y corrigiendo.

· Si no estamos seguros de haber logrado el momento adecuado es preferible no decir nada, ya que bien podremos causar el efecto contrario al que buscamos.

NOTA: Recordemos siempre que, como se ha dicho números atrás, los consejos sólo son consejos, no deben tomarse como normas generales, no siempre son buenos para todos, debemos pasarlos por el filtro de nuestra propia experiencia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres